cigarrodoblado.jpg

El mago prende un cigarrillo, pero inmediatamente recuerda que no debe fumar, entonces lo apaga mojándolo en un vaso de agua. Luego, explica que no vale la pena quemar el dinero por eso él cada vez que le ofrecen un cigarrillo lo guarda y cuando está solo lo frota entre las manos y lo transforma en dinero.

Nada por aquí, nada por allá... El mago frota el cigarrillo mojado, entre sus manos y al abrirla desenrolla un billete totalmente seco. No quedaron pistas del cigarrillo.

Materiales:

Vaso con Agua.
Cigarrillo.
Billete en el interior del cigarrillo.

Procedimiento:

1.Toma un cigarrillo sin filtro y sácale todo el tabaco.
2.Enrolla el billete e introdúcelo dentro de la funda de papel que te quedó, debes colocarlo de forma tal que en una de sus puntas puedas poner algo de tabaco
3.Ten el vaso de agua cerca de ti cuando vayas a hacer el truco.
4.Frente a los espectadores saca el cigarrillo y póntelo en la boca, toma los fósforos y enciéndelo.
5.Una vez prendido el cigarrillo, di que acabas de recordar que te hace mal el humo y apágalo metiéndolo un pequeño instante en el agua.
6.Luego refriégalo entre tus manos, así el papel de cigarrillo se deshace y aparecerá el billete, el cual está seco, extiéndelo para que el público lo vea.